Alunando

Esnobismo y vulgaridad

Tratar de construir con este nervio furtivo una habitación donde entren los arboles, despeine el sol y duerma una nube.

"Y os daré un poema lleno de corazón en el cual me despedazaré por todo lado"

" ¿Qué es arte?

- Nada que no pueda hacer un carnicero-"

jueves, 20 de junio de 2013

La plegaria





Cierro los ojos, 
apretó
(No contenderé más con el hombre)  
distiendo.
¿Señor, no me dejaras ser bella?

Abro los ojos,
levanto la lengua y hablo al cielo;
si me haces bella Señor,
prometo;
seré buena,
llorare cuando peque, 
llorare cuando luche para no pecar.
 
Uniré lo que se ha dislocado
alcanzare gracia,
mirare de costado como Winifred Lenihan,
apretare mis labios sobre los estómagos,
tendré otro nacimiento,
retrocederé mortal
lo que es nacido de la carne
carne es.

Cierro los ojos,
déjame ser bella Señor,
suplicare de cara al suelo
olvidare la santa inquisición,
si me dejas ser bella un par de minutos señor
salvare cientos de almas,
arrancare el miedo de todos los pueblos,
déjame ser bella Señor
lo que dure una sonrisa,
dame de tu angustia

Déjame ser bella
y matare la vanidad,
déjame ser bella y
no pensare nunca más que no lo he sido.


1 comentario:

  1. No deseo hablar porque no puedo ser yo. Han habido lunas en el agua estos días. Ya no sé cuántas veces sale la luna en una noche. Quizá, entonces, he contado con la suerte de encontrármelas. Incluso, puede ser que sean ellas quienes me encuentran a mí, eso si me obstino en creer que las cosas tienen que suceder. Hace un par de días un hombre al frente de mi ventana gritaba en su casa, se arrojaba contra todo a su paso y maldecía. Escuchaba: "es que yo sí soy auténtico, yo sí". Y luego oía como arrojaba las cosas desde su balcón. Vi caer libros, discos, un frutero y, finalmente, el televisor y un par de pesas. El amor es esa caída libre. La policía finalmente llegó y se lo llevaron. Su mujer le había sido infiel y perdió la cabeza. Lo sé porqué muchas de las cosas que gritaba, se las gritaba a ella y en ese momento, de seguro ningún ser en el mundo habría podido recordar cómo luce un amanecer. La mujer estaba golpeada. El amor debe ser la sangre en su rostro. A., no sé qué tan enamorada está la gente de la vida y no sé si de pronto, guarden aún en ellos algo de valentía para su alma. A., ¿cuántas veces debemos cambiar el nombre de la belleza?
    No dejes nunca de escribir, por favor. No te sumerjas en ese silencio que rompe tus oídos, no lo conviertas en ruido.
    Encontré una banda que quizá podría gustarte -o quizá ya conocías:

    http://www.youtube.com/watch?v=EAC9Ecf1Xgc&list=PLfkr8CQ5ZbqBSkQy8rzbBcOwmLNcJkCtc

    ResponderEliminar